LA FLEXIÓN CERVICAL

Home/cervical, Kinetic Control/LA FLEXIÓN CERVICAL

LA FLEXIÓN CERVICAL

Numerosos pacientes acuden a nuestras consultas con lo que ellos definen como dolores intensos en la zona cervical tras largas jornadas laborales frente al ordenador, o en posiciones estáticas leyendo o trabajando en el jardín. A veces nos lo cuentan con desesperación ya que no saben como remediarlo y les dificulta seriamente su vida diaria, o a veces nos hablan con resignación porque sienten que es algo con lo que deben vivir, ya que piensan que no tiene solución.

¿Qué podemos hacer por ellos? Atentos al siguiente post.

cervical-sms

Dolor cervical asociado con posiciones mantenidas de flexión.

Esta patología nos aparece con mucha frecuencia en nuestras consultas. Son pacientes con largas horas de trabajo de oficina a sus espaldas, y a esto debemos sumar la aparición de diversos dispositivos electrónicos que tanto nos gusta emplear en nuestras horas libres. ¿Quién no está un buen rato pegado a la pantalla de su móvil o Tablet?

Para comenzar a comprender el problema de nuestro paciente debemos evaluar si hay un adecuado control de la flexión cervical. Para ello, primero debemos saber reconocer el patrón ideal.

Descripción del patrón ideal

El paciente se sienta en una mesa alta con los pies colgando sin apoyo. La pelvis se coloca en posición neutra,  toda la columna cervical al completo se sitúa también en posición neutra. ¡No olvidemos poner también en neutra la escápula y la ATM!

cervical-cintura-escapular

Se le indica al paciente que flexione la cabeza, mirándose los pies. El patrón de movimiento debe ser una flexión cervicotorácica suave concurrente desde las cervicales altas a las torácicas altas. Debe aparecer un aplanamiento (o ligera flexión) en las cervicales superiores y a continuación un ligero aplanamiento de lordosis cervical media sin que los niveles torácicos inferiores interfieran.

A continuación veremos los fallos del movimiento que pueden aparecer asociados con la flexión cervical causando patología.

Fallo segmentario:

Si observamos una apófisis espinosa que sobresale y se sitúa “fuera de la línea “ en comparación con las otras vértebras, los movimientos incontrolados se desarrollaran en ese segmento específico. El nivel vertebral afectado debe ser registrado.

Fallo multisegmentario:

Si detectamos una excesiva flexión cervicotorácica pero sin que haya ninguna apófisis espinosa que sobresalga respecto a las vértebras adyacentes, entonces se trata de un movimiento incontrolado de exceso de flexión multisegmentario.

Por último, cabe con la información obtenida evaluar qué músculos están interviniendo  en la perpetuación de dicha patología. Debemos evaluar cuales restringen el movimiento y cuales no consiguen controlarlo:

Rígidez relativa (restricciones):

  • Restricción en la flexión de la parte superior o medio-cervical: en este caso la parte superior y media de la columna cervical mantiene la lordosis durante la flexión. Al final de la flexión del cuello, la lordosis cervical no se aplana o no consigue recuperar su posición natural cuando vuelve a la extensión.

 

La restricción puede ser debida a una pérdida de movimiento articular o debido a una pérdida de extensibilidad de las estructuras miofasciales.

 

Para poder discriminar una situación de otra, la movilidad articular de la flexión cervical se puede evaluar de forma pasiva. Dicha evaluación manual identificará cualquier restricción articular significativa en el rango de flexión segmentaria del movimiento cervical.

 

Las restricciones posteriores miofasciales de la flexión se pueden probar evaluando la extensibilidad pasiva de los extensores suboccipitales, el esternocleidomastoideo, el esplenio de la cabeza, el elevador de la escápula y el ligamento nucal.

 

  • Restricción de flexión torácica: la restricción de la flexión dorsal superior y media no son tan comunes, pero son fácilmente detectables si ocurren. Se ve fácilmente si acompañan el movimiento o si permanecen planas y no realizan una ligera flexión al final del movimiento, lo que nos haría sospechar una limitación del mismo.

sitting-position

 

Flexibilidad relativa ( riesgo potencial de movimientos incontrolados ):

  • La flexión cervicotorácica incontrolada: habitualmente el paciente presenta el inicio del movimiento hacia la flexión en la cervical baja. Además, durante el retorno a la posición neutral, la cabeza puede permanecer en una posición inclinada hacia adelante. La postura que se asocia a este gesto se describe a menudo como una protuberancia cervicotorácica o “joroba” y puede ser observada como una prominencia excesiva en el segmento de C6-T1 de las apófisis espinosas. Puede deberse a posiciones mantenidas durante horas, como en el caso de algunos ciclistas.

En esta situación deberíamos evaluara la posible incompetencia de músculos anteriores como el recto anterior de la cabeza, largo de la cabeza y largo del cuello.

cycle-position

  • La flexión cervical superior: algunas pacientes presentan excesiva flexión cervical superior, a veces lo definen como “que se les cae la cabeza”. No es muy común pero si se detecta, por lo general se asocia con un traumatismo forzado.

Aquí hemos reflejado los pasos básicos para la evaluación de la flexión cervical. Ya podemos comenzar a entender qué le pasa a nuestro paciente e implementar soluciones para su problema. En nuestros siguientes post ampliaremos más información.

 

Saludos,
El equipo de Fisio-sports.

By | 2017-05-19T00:24:36+00:00 November 10th, 2015|cervical, Kinetic Control|0 Comments

About the Author: