Dolor lumbar una historia como muchas

Home/Clientes satisfechos/Dolor lumbar una historia como muchas

Dolor lumbar una historia como muchas

fisio-sports-sport-mixEsta es mi experiencia personal con Kinetic Control. Siempre fuí un chico deportista y activo, sano, sin ningún tipo de problema, hasta que cumplí 19 años y por desgracia tuve un accidente de coche a raíz del cual sentí unos dolores terribles en toda la zona lumbar que no desaparecían nunca.

Estuve un año durmiendo en el suelo y sin poder estar sentado ni diez minutos ni hacer deporte ni llevar una vida normal. Me hicieron pruebas y me diagnosticaron hernia discal con discopatía, espondilolistesis, estenosis y escoliosis. Acudí a los mejores médicos, neurocirujanos, osteópatas, fisioterapeutas del país, me recomendaron infiltraciones epidurales y de ozono, discectomía, antiinflamatorios, reposo, natación, rutina de pesas en el gimnasio para tonificar los músculos, estiramientos,  acupuntura, quiropraxia, reiki, shiatsu etc etc pero el dolor seguía estando ahí y no se iba nunca.

Me gasté un dineral en tratamientos de lo más variopintos que resultaron ser completamente inútiles. Me volví triste y desanimado, mi vida era insufrible y penosa, no podía hacer nada!

Al cabo de un tiempo, gracias a los estiramientos y al fortalecimiento muscular pude volver a hacer un poco de deporte pero siempre con mucho dolor y de forma muy controlada y precaria. Cada vez que le exigía un esfuerzo a mi cuerpo tenía que pasarme dos o tres días de reposo total prácticamente sin poder moverme.

Era desesperante no saber cómo volver a estar bien y que ningún médico me diera una solución.

Un día por casualidad, conocí a Michal y me habló de Kinetic Control como solución para los problemas de espalda.

Me explicó que mi cuerpo no funcionaba bien, que el dolor había alterado el funcionamiento óptimo de mis músculos, que estaban inhibidos, contraídos y alterados para proteger la zona dolorida y que por tanto, ni el fortalecimiento muscular ni los estiramientos era una solución. A través de unos sencillos ejemplos me enseñó que no dominaba mis propios movimientos, y que mi forma de moverme no era normal. Mis músculos no ejercían su función natural sino la de otros músculos. Era incapaz de hacer movimientos sencillos que otras personas “sanas” si podían. En resumidas cuentas, la potencia sin control no servía de nada.

Tras unos meses de tratamiento y gracias a la repetición sistemática de unas sencillas pautas,  conseguí volver a tener el control sobre mi cuerpo y a moverme de forma idónea y natural.

El tratamiento consistía en una serie de movimientos lentos y controlados, que requerían máxima concentración y esfuerzo mental, para acostumbrar al cerebro a utilizar los músculos correctos en cada situación de la vida cotidiana. Gracias a la reeducación de mi sistema nervioso central, las señales enviadas desde el cerebro para controlar mis movimientos musculares volvieron a ser las correctas.

Poco a poco empecé a sentirme mejor y a poder hacer deporte sin molestia. Como por arte de magia, recuperé mi cuerpo y mis sensaciones de antes del accidente y el dolor desapareció sin más. Mi forma de moverme en el día a día cambió completamente y con ello mi ánimo y mi calidad de vida. No fué fácil y me exigió mucha fuerza de voluntad y constancia pero valió la pena. Kinetic control me cambió la vida para siempre.

Slide2[fusion_builder_container hundred_percent=Después de eso, seguí una estricta rutina de fortalecimiento muscular y estiramientos que esta vez sí, y gracias al tratamiento con Kinetic control, surtieron efecto porque mis músculos eran capaces de asimilarlo. A día de hoy, hago vida normal, hago todo el deporte que quiero, puedo estar sentado horas y horas y no noto ningún tipo de dolor.

Recomiendo a todo el mundo que utilicen Kinetic control, tanto como tratamiento para el dolor físico como para mejorar el rendimiento deportivo. Si buscáis una solución definitiva a vuestros problemas, no acudáis a los servicios de salud tradicionales porque será en vano. Su desconocimiento total sobre el análísis del movimiento incontrolado hace que sea inútil ponerse en sus manos.

Me indigna y me entristece que haya tanta gente desesperada con problemas de espalda que acuden al médico o se encomiendan a cualquier tratamiento inútil que no les va a servir de nada. Seguid mi recomendación y no os arrepentiréis:

  1. Kinetic Control
  2. Estiramientos y fortalecimiento muscular.

No hay más misterio, esto es lo único que sirve, os lo dice alguien que se ha tratado de todas las formas posibles y le han contado todas las historias posibles. Hay mucho desconocimiento y mucho negocio montado en torno al dolor de espalda, mucho gurú iluminado que sólo busca enriquecerse a costa de la gran epidemia del siglo XX1.

Espero que esta crónica sirva para difundir las enseñanzas y las virtudes de kinetic control y que todo el mundo sepa qué es lo que debe hacer y a quién acudir para solucionar sus problemas, sin que le tomen el pelo y sin perder su tiempo.

 

Gracias por leerlo.
FISIO-SPORTS.ES

 

By | 2017-09-29T22:04:56+00:00 May 17th, 2015|Clientes satisfechos|0 Comments

About the Author: